Graphologyes-es

¿Cómo detectar a los “empleados Tóxicos”?…

Posted on: 10 febreroUTCbTue, 17 Feb 2009 16:50:43 +0000UTCTue, 17 Feb 2009 16:50:43 +00002009 2009

Son aquellos trabajadores que “envenenan” el clima laboral con sus actitudes negativas. El 90% de los jefes ha sufrido a alguno de ellos aunque las verdaderas víctimas son los otros compañeros.

Cada vez más el ambiente de trabajo entre los empleados empieza a ser una variable significativa a tener en cuenta, no sólo en términos de rendimiento o productividad, sino también como factor influyente en el grado de satisfacción laboral. Y es que el clima laboral, cuando es sano, se convierte en un sueldo emocional tan válido como el económico.

Según una publicación sobre conductas más desquiciantes de “empleados tóxicos” indica los porcentuales de cada situación.

Ranking de las conductas más desquiciantes

– Generar conflictos y negatividad en el equipo …………. 90%
– Incopentencia ………………………………………………… 47%
– Perder el tiempo, Absentismo voluntario ………………. 33%
– Arrogante y presuntuoso…………………………………… 27%
– Actuar en contra de su jefe …………………………………. 27%

Ahora bien,

¿Cómo se puede detectar esta tipología, antes que sea tarde?

La respuesta está en un Análisis Grafológico Resolutivo® de cada empleado, donde a través de su manuscrito y firma, se detecta la característica personal de cada uno, sus tendencias.

Y una vez detectada la “toxicidad” realizar un GraphoCoaching®, para modificar con técnicas de BioProgramación, conductas perjudiciales para el buen clima laboral

Los responsables como líderes, deberían evaluar a sus colaboradores, acompañarles y así detectar conductas negativas para poder corregirlas adecuadamente.

Un entorno positivo de trabajo comprende actitudes de compañerismo, críticas constructivas, habilidades para trabajar en equipo, respeto, etc. Es bueno saber detectar los hábitos negativos de los empleados, que boicotean el buen clima laboral, aumentan la ineficacia de los procesos, y obstaculizan la consecución de objetivos, al tiempo que fomentan un estado de tensión, alerta, incomodidad y desconfianza entre compañeros.

Estos comportamientos que cargan y saturan, pertenecen a los llamados “trabajadores tóxicos”, aunque sería más conveniente hablar de conductas tóxicas, pues no hay empleados que actúen siempre de la misma forma en grado absoluto. Hablamos de:

Descalificar o etiquetar negativamente a compañeros, jefes o clientes.

-Aprovecharse del trabajo de otros.

“Escaquearse” de tareas difíciles.

– Extender rumores o distorsionar información a transmitir.

-Valerse de engaños para ascender.

Perder el tiempo intencionadamente (llamadas personales, descansos interminables).

-Usurpar beneficios o dinero de forma irregular.

Actitudes prepotentes o con tendencia a generar conflictos

A veces es difícil que se les despida, porque su bajo rendimiento se camufla entre el de sus compañeros. En otras ocasiones tienen influencias en la empresa, o no se quiere (o puede) asumir los costes de lo que legalmente sería un despido improcedente, pues no está contemplado decir “adiós” a alguien por “toxicidad”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: